Trascendencia de los proyectos sociales en Colombia

 In Sin categoría

La familia es la base de la sociedad, todo ser humano tiene el derecho a formar parte de un núcleo integral, capaz de brindar el apoyo suficiente para lograr la estabilidad emocional, social y desde luego espiritual, que se requiere para llegar a ser un individuo con bases sólidas que le permitan moverse en los diferentes entornos que ofrece el mundo en el que se tiene que desenvolver diariamente.

En la actualidad hay grandes proyectos sociales que se desean poner en marcha con el fin de encaminarse hacia un bien común que permita posicionar a los niños, niñas y jóvenes en un ambiente adecuado para la educación y el sano desarrollo de cada uno.

Es pertinente establecer programas que den vía libre a la implementación de hogares creados con la finalidad de rescatar a estos maravillosos seres humanos del olvido e indiferencia de una humanidad carente de afectos que determina desde su propia óptica el no involucrarse ni cooperar con el fortalecimiento de las diferentes instituciones encargadas de poner en marcha tan importantes y necesarios proyectos sociales.

El aumento progresivo de la violencia, causa de manera significativa  el desplazamiento forzado que a su vez genera un importante incremento en el índice de criminalidad e inseguridad; la divergencia de oportunidades que favorecen a unos y excluyen a otros; el veloz crecimiento de conflictos junto al inevitable recrudecimiento de la guerra en las diferentes épocas de nuestra historia, han permitido que se agudice la problemática en lo que tiene que ver con la disolución y ruptura de hogares completos que han quedado divididos y literalmente destrozados.

Son incontables los pequeños que al verse sin el apoyo ni la guía familiar, quedan desubicados, razón por la cual se ven obligados a salir a las calles a buscar algún refugio que les otorgue la posibilidad para recibir cualquier tipo de abrigo o algo de alimento que les permita sobrevivir, por lo que finalmente terminan desesperanzados, deambulando sin rumbo fijo y expuestos a toda clase de peligros.

Muchos de ellos pasan años enteros en situación de desamparo, habituados al entorno en el que les tocó vivir sin haber tenido siquiera la oportunidad de elegir su futuro, lejos de poder asistir a una escuela para aprender por lo menos lo básico e instruirse para obtener una pizca de capacitación que les permitiera aprender algo útil con qué defenderse, quedando inmersos en el analfabetismo y la desidia total.

Algunos tienen la fortuna de ser rescatados para luego ser llevados a sitios de rehabilitación, o de adopción donde son entregados a personas que les aceptan de inmediato, porque han esperado por ellos con el anhelo de proporcionarles el bienestar y la seguridad que tanto se merecen.

Se necesita pues, crear conciencia de que todo esto puede mejorar de manera clara y perceptible, si se genera en cada uno de nosotros el compromiso de apoyar de una u otra forma los entes establecidos, para que estos proyectos sociales obtengan el éxito requerido y se logre avanzar hasta alcanzar las metas trazadas para el cumplimiento de cada objetivo.

Recoger el mayor número posible de niños habitantes de la calle, dar albergue a los hijos de personas que deben pagar una pena en la cárcel por algún delito cometido, por cuya razón quedan en situación de indefensión; dar pan al hambriento; abrir fuentes de educación que permita alfabetizar a pequeños y jóvenes menores de 18 años, capacitándolos para hacer de ellos ciudadanos de bien en el futuro, son algunos de los aspectos planteados con el fin de desarrollarlos a cabalidad.

Todo lo anterior permitirá que de alguna manera baje la tasa de desempleo, al lograr que se generen campos de acción que pongan en funcionamiento los conocimientos adquiridos por aquellos a quienes se les ha tendido la mano, haciendo que se conviertan en instrumentos útiles y en canales de bendición para otros que se encuentren en la misma situación.

Crear, formar y desarrollar, son puntos claves que van a la vanguardia logrando optimizar los valores y principios éticos de una sociedad que por mucho tiempo perdió el rumbo moral, cayendo en un profundo abismo que la llevó en un comienzo por un extenso laberinto sin salida, pero que ahora entre todos, cada uno aportando un granito de arena, podemos ofrecerle un óptimo horizonte, para que brille en los corazones una infinita luz de esperanza, que renueve la fe, la esperanza y el amor, para edificar una nueva Colombia, que sirva de ejemplo e inspiración a todo aquel que posea el mismo ideal de construir un mundo mejor.

Esta no es sino la continuidad de los proyectos sociales en aras de encontrar soluciones efectivas que contribuyan al pleno desarrollo de oportunidades libres de discriminación, en las que todos podamos ser partícipes y testigos presenciales con nuestra hermosa institución a la vanguardia, que no en vano lleva por nombre el de Santa Alianza.

Unámonos todos en un mismo sentir , y desarrollemos entre todos esta ardua labor con la plena certeza de que Dios estará de acuerdo con cada planteamiento y profundamente agradado con nuestra sabia decisión de participar e intervenir en este bello proyecto , que desde luego tendrá un profundo impacto y marcará el modelo a seguir entre las generaciones venideras que no escatimarán esfuerzo alguno en aportar sus mejores esfuerzos con el fin de servir a una comunidad necesitada de amor y de ayuda eficaz, para el cumplimiento de aquello que sabemos, ha sido gestado desde el mismo corazón del Señor.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search