Enseñar a los niños a ayudar es más fácil de lo que parece

 In Sin categoría

Los niños y niñas en general tienen comportamientos egoístas bien sea de manera espontánea  o porque lo han aprendido de otros en diversos espacios donde se encuentren. Por ello, muchos padres o familias se preguntan cómo hacer para que los niños aprendan a ayudar a los niños mismos.

Lo primero que se debe saber es que los padres deben tener paciencia, esta es una habilidad que se adquiere con el tiempo y de hecho es una de las más difíciles de lograr. También se debe entender que ayudar a los niños a comprender porque deben apoyar a otros y compartir con ellos se debe hacer de una manera didáctica. No podemos pretender explicarle a un pequeño, de la misma manera como se explica a un joven o adolescente.

Cuando un niño o niña identifica la voz de su mamá, éste mueve la cabeza hasta encontrarla y lograr así una empatía, un lazo, que es el que se mantendrá durante toda la vida. Posteriormente los niños comienzan a crecer y a conocer que existen otras personas, iguales o similares a ellos. Así comenzarán con el desarrollo de habilidades sociales que le permitirán jugar un papel dentro de la sociedad. Bien sea en el jardín, en la escuela, en la universidad o en el trabajo. En esa etapa, usted debe comenzar a decirle que otros niños o niñas podrán requerir de su ayuda y que ayudar a los niños está bien.

Podrá manifestarle por medio de ejemplos, cuáles podrán ser las situaciones en las que el llegará a ayudar a alguien. Examine muy bien el espacio en el que el niño va a estar y póngale esos ejemplos con base en éste. Dígale que si alguien de sus compañeros o compañeras se cae al suelo, puede ayudarle a levantarse. Así mismo, podrá decirle que si considera que un amigo de él o ella no ha llevado algo para la merienda y lo puede compartir puede hacerlo.

Además de eso, ayudar en el espacio del colegio, también comprende manifestarle que puede explicarle algunos temas para los que algún compañero no sea del todo bueno y que él considera sí lo es. Exprésele siempre que si él está inconforme con algo y desea ayudar a otro niño, podrá hacerlo pero siempre bajo las premisas del respeto y la cortesía. Pero además de ello debe hacerlo con argumentos, es decir teniendo claro el por qué no le parece justo o no está de acuerdo con lo que le está pasando a su compañero.

Otro espacio en el que le puede enseñar a sus niños y niñas a ayudarse entre ellos es en el hogar. Si usted tiene solamente un hijo o hija muéstrele desde pequeño y tan pronto sienta que él está listo a colaborarle por ejemplo en tareas sencillas del hogar. También puede mostrarle lo importante que es digamos ayudar en actividades familiares, por ejemplo en los cumpleaños de los primos a poner la mesa para el ponqué o a pasar, de manera cuidadosa, los platos con la torta.

Por otro lado, si son varios hijos en la casa puede mostrarles a todos la  importancia de ayudarse entre ellos. Cuando realizan las tareas, las labores del hogar o de nuevo los eventos familiares. Deles a entender que no hay alguien que ayude más que otro y que pese a que sean de diferentes edades por decir algo, todos ayudan de la misma manera.

Otra clave, es que jamás obligue a ninguno de sus hijos a ayudar a otros. Si él no desea hacerlo, escúchelo, pregúntele cuáles son las razones para no querer ayudar a otra persona y entre los dos lleguen a consensos. Verá que de esta manera, él entenderá mejor el mundo que lo rodea y paso a paso irá construyendo la importancia de ayudar. Siempre asocie a través del lenguaje la palabra ayudar con otros que le generen motivación o asociación positiva a sus niños. Ayudar nos hace mejores personas o ayudar hace que otros tengan una mejor vida, podrán ser frases que puede usar.

Usted puede explicarle el hecho de ayudar en dos sentidos, el primero puede ser en clave de hacerlo con los más cercanos y el segundo puede ser colaborar con personas que estén más alejadas. Es decir hacer labores que beneficien a otros sin necesidad que sean nuestros amigos o vecinos.

De esta manera cuando sus niños sean grandes entenderán o sabrán que ayudar es algo natural y un acto muy bello que pueden hacer los seres humanos y no lo verá como una obligación sino que por el contrario querrán siempre acercarse a diversas actividades en las que puedan sentir que están contribuyendo a ayudar a los demás. En Santa Alianza Bogotá creemos que la educación en el hogar es primordial para que cada vez más niños quieran trabajar por ayudar a los niños de nuestro país, pero también sabemos que para poder hacerlo hay que gestarlo desde micro-esferas.

Si usted y sus hijos quieren ser parte de Santa Alianza, conocer todas nuestras iniciativas y ayudar a los niños y niñas con los que trabajamos, no dude en visitar nuestra página web o llamarnos para poder hablar sobre toda nuestra trayectoria y los proyectos que tenemos para mejorar la calidad de vida de muchos niños y niñas que hacen parte de esta iniciativa. En Santa Alianza estamos preocupados por ayudar a nuestros niños y niñas y estamos seguros que de la mano de ustedes desde los hogares formando mejores niños y apoyando nuestra causa lograremos nuestro cometido.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text.

Start typing and press Enter to search