Un Rincón de Dios para el fortalecimiento espiritual e integral de la persona.

El ser humano por excelencia manifiesta creer en algo, en alguien y respaldar sus acciones a la voluntad de una fuerza superior. Es indudable que esa fuerza superior mueve el destino de cada persona, desde su creación en la concepción, hasta el fin de sus días con la muerte. Hay quienes reconocen esa actividad espiritual con más fuerza que otras, incluso hay para quienes no existe, no está, sino que su actuar es producto de sí mismo y de quien dependen sus triunfos y fracasos. Para quienes viven la experiencia espiritual con vehemencia invocan a un Dios, viven por obra y gracia de ese ser supremo bajo un credo o religión ya sea católica, anglicana, evangélica cristiana, pentecostal, judía, musulmana, mormona y otras que apuntan a ese único Dios. Y los que no creen en Él, simplemente son denominados ateos.

Esto no es impedimento para que la Santa Alianza de Bogotá (ASAB) acoja su población beneficiada en un programa esencial para el desarrollo de cada uno de los proyectos sociales. Es esa fuerza espiritual que impulsa a las personas que intervienen en la ASAB para realizar cada acción con amor, sin importar la orientación religiosa de cada uno de los que se acogen a los programas que desarrollamos en su beneficio. El amor es ese sentimiento que envuelve a cada proyecto, a cada programa, a cada persona y que, de acuerdo con la voluntad de Dios, se ejecuta y se saca adelante, propendiendo el éxito de toda la labor.

El programa “Rincón de Dios” de la Santa Alianza de Bogotá, “ayuda a la transformación de vidas desde la interiorización del ser humano, independientemente de su credo”. Esto quiere decir que niños, niñas, jóvenes, adultos hombres y mujeres, tengan la oportunidad de congregarse para que, desde su denominación o credo, tengan un encuentro cercano con su Dios, aviven su fe, se fortalezcan en la esperanza, agradezcan por sus acciones, por sus logros, por sus dificultades para que se conviertan en oportunidades y desde luego compartan con amor y construyan paz juntos, sin ningún miramiento agraviante ni discriminación por alguna diferencia que exista.

La ASAB considera que sin Dios nada es posible y que sus proyectos sociales han tenido la bendición de ese Todopoderoso y siempre involucra a su población para que de acuerdo con su fe manifiesten agradecimiento y pongan en Él cada uno de sus sueños: Sueños particulares, sueños colectivos y los sueños de otros que procuran la felicidad de todos. Esa felicidad dada por Dios, por su amor, su misericordia, su bondad.

En este sentido, la ASAB ha presentado su propuesta de desarrollo social, no sólo a las empresas públicas y privadas, sino también a las distintas denominaciones religiosas existentes en el país, pues éste es un proyecto incluyente en todos los sentidos y así se les ha hecho saber, de tal manera que a la hora de participar tanto la Iglesia Católica, Anglicana, como la Cristiana, denominación Musulmana, Judía y demás, lo hacen con alegría avalando cada acción que se toma para el gran proyecto que es “Apuéstale a la felicidad”. Además se debe mencionar que con ello se cumple uno de los principios que el máximo pontífice de la Iglesia Católica ha manifestado durante sus locuciones públicas, donde invita a todos los creyentes a reunirse en un solo lugar y converger en ideas, que desde su propia religión, aporten a la construcción de una mejor sociedad.

Este programa denominado “Rincón de Dios”, es el más representativo a la hora de realizar cualquiera de los proyectos sociales de las ASAB, pues antes de decidir qué hacer, de manera congregada o particular, se presenta la intención ante Dios para que con su Santo Espíritu devele la factibilidad o no de sacarlo adelante. Es importante comprender que lo que se hace bajo esa maravillosa fuerza trae un resultado altamente satisfactorio, aunque se tenga que pasar por las dificultades necesarias que buscan lo mejor para el objeto de trabajo que es la población vulnerable en el país.

A continuación las acciones que fortalecen el programa “Rincón de Dios” para cada uno de los proyectos sociales de la ASAB:

Celebración de la Navidad en comunidades distintas con la entrega de regalos para los niños en el mes de diciembre. Se han impactado más de 8.000 niños(as) y jóvenes del país.

Brigadas de Ropa, alimentos, salud y recreación.

Hombres y mujeres cabeza de familia se congregan para capacitación de fortalecimiento espiritual y superación personal.

Foco del proyecto: niños de difícil adopción y familias uniparentales.

Formación en desarrollo integral mixto.

Cobertura del programa

a. Meta: Granada y Acacías

b. Cundinamarca: Pradilla, Girardot, Funza y Soacha

c. Bogotá D.C.: Ciudad Bolívar, Caracolí, Patio Bonito, Bosa, Fontibón, Centenario, Jerusalén, en alianza con la Fundación Esperanza de Amaly

d. Caquetá: San Vicente del Caguán

e. Putumayo: Puerto Leguízamo

Trabajo Internacional:

Diócesis De San José Costa Rica Tillarán

Escuela De Evangelización Juan Pablo II.- San José de Costa Rica.

Nicaragua Diócesis De Rivas: (desarrollo psicosocial especialidad jóvenes y niños).

A la fecha se han unido a los programas y proyectos sociales, un sin número de empresas de todos los sectores del país, que se han comprometido con la búsqueda de mejores opciones para aquellos que más las necesitan desde su aporte como organización y con los mejores deseos de colaborar con la construcción de país. Para la Santa Alianza de Bogotá es grato saber que cada día son más los que se unen a su labor.

Start typing and press Enter to search