Apuéstale a la felicidad, programa bandera de la Fundación Santa Alianza.

“Yo le apuesto a la felicidad” es un proyecto social liderado por la Asociación Santa Alianza de Bogotá (ASAB),  que plantea  soluciones  de desarrollo sostenible  en las áreas de la Inclusión Social: Género, Desigualdades, Derechos Humanos y  Desarrollo de la segunda infancia  y adolescentes; de la educación: temas que se trataron en la  segunda Conferencia Anual Internacional sobre la práctica del “Desarrollo Sostenible  del 2015”.

La ASAB es una  entidad sin ánimo de lucro, constituida  legalmente desde el año 1994, conformada por un equipo humano multidisciplinario,  que hace 23 años, viene  apoyando a las comunidades y personas de manera integral,  a través del desarrollo de diversos proyectos sociales  que han aportado beneficios para mejorar su calidad de vida.

Sólo a manera demostrativa, en Colombia  existen 10.300  niños(as)  y jóvenes mayores de 7 años, que no han sido adoptados por problemas de salud, porque ya son de una edad superior a la que buscan la mayoría de personas, porque pertenecen a grupos de hermanos  o etnias específicas. Siendo lo más común que las familias que optan por la adopción en Colombia prefieran niños sanos, de corta edad o recién nacidos.

Es bueno referir que hay casos excepcionales, como el de Martica (que para este caso y con el objetivo de proteger su identidad, se cambió el nombre), ingresó a un hogar sustituto cuando tenía 5 años, debido a que era víctima de maltratos por parte de sus padres y, además, estos no tenían las condiciones económicas para mantenerla. Pero hoy a sus 25 años, confiesa que cuando era niña quería ser adoptada por alguna familia extranjera, y expresa: “Al comienzo lloraba mucho, sentía un gran dolor en el alma, después fui encontrando personas que me brindaron el afecto que mis padres no me dieron”. Martica cuenta con algo relevante y es que está próxima a graduarse en una universidad colombiana.

Por fortuna, para los menores siempre hay alguien dispuesto a brindarles el cuidado y el cariño que no les dieron sus progenitores, bien sea una madre sustituta o una familia adoptiva, fundaciones u otras asociaciones.

 A pesar de todas estas ayudas es más grande la demanda que la oferta y el Estado colombiano no puede cubrir todas las necesidades de estos niños. Lo anterior demuestra la urgente necesidad de apoyar a las entidades que plantean programas y proyectos especializados, que pretenden aportar una solución a esta problemática social, que es una situación de muy difícil solución, como lo es la adopción en Colombia.

El ICBF, ha sido el hogar de muchos jóvenes (aproximadamente 60.000), por años, donde permanecen en un programa de protección, con techo,  alimentación, estudio y todo lo requerido para cubrir sus necesidades básicas y garantizar el cumplimiento de sus derechos,  mientras alguna familia se interesa en adoptarlos; pero  si pasa el tiempo y esto no ocurre, a los 18 años salen a rebuscarse la vida, lo que no siempre el camino es fácil…, al salir a la calle todo es muy complicado para muchos de ellos, por lo que las oportunidades son muy pocas y las posibilidades de surgir se quedan cortas.

Es aquí donde la Santa Alianza, a través de su programa “Apuéstale a la Felicidad”  quiere trabajar, para que los niños(as) y jóvenes al cumplir la mayoría de edad,  al estar en una institución no tengan que salir a la calle, al contrario, trabajar con ellos el desarrollo de su liderazgo, cumplir sus sueños, enviarlos de intercambio voluntario a otros países, impactando positivamente sus vidas, los que vivan con la ASAB serán acogidos como hijos, hasta que se realicen como personas. Y para lograrlo se necesitan los recursos y sumar apoyo. De esta forma se plantean soluciones de desarrollo sostenible y se integran en prácticas de inclusión social, mejorando la calidad de vida de los que no encontraron un hogar por medio de la adopción en Colombia.

Apuéstale a la felicidad tiene como objetivo “Proporcionar  a  niños(as) y jóvenes, con derechos vulnerados (huérfanos) y un alto grado de imposibilidad de adopción, un hogar lleno de amor, brindando las herramientas necesarias para su desarrollo integral (educación ABP y espiritualidad basada en derechos y principios), convirtiéndose en pioneros  en la construcción de nuevas  familias  que aportarán a la sociedad un nuevo estilo de vida”.

Los programas diseñados tienen un enfoque  educativo especializado; formando a los jóvenes, en el desarrollo la autoconfianza, desarrollo de talentos y competencias específicas, liderazgo y como enfrentarse a las situaciones de la vida para cumplir sus sueños y metas. Uno de los objetivos más ambiciosos del proyecto es lograr impactar la vida de los jóvenes en su desempeño laboral, ayudar a que tengan mejores oportunidades y se sientan preparados a enfrentar en su momento el mundo laboral y tener una oportunidad de sostenibilidad independiente, a través de un empleo digno que ofrezca las condiciones necesarias para su desarrollo y bienestar.

De esta manera, se quiere contribuir al fortalecimiento de acciones que apalanquen la situación actual del postconflicto, sabiendo que la adopción en Colombia ha sido y seguirá siendo coyuntural y objeto de debate, pues mientras no se trabaje desde el núcleo social que es la familia, este fenómeno seguirá siendo latente en el devenir de una nación. La Fundación de La Santa Alianza de Bogotá está comprometida al 100% con el mejoramiento de la calidad de vida de estos niños(as) y jóvenes, solidificando unas bases morales y éticas para las nuevas generaciones.

Start typing and press Enter to search