¿Qué podemos hacer para ayudar a los niños?

 In Ayudar a los niños, Blog

Esta es sin dudar una de las preguntas que más de una persona se está haciendo en este minuto, pues viendo la dura realidad en la que vivimos actualmente es muy fácil caer en el llanto y la impotencia de no saber qué hacer para ayudar a los niños y garantizarles un mejor futuro. Casos recién como los de Siria, los de Barcelona, El Medio Oriente, Mocoa, Choco, y el terremoto de México en donde los pequeños, son los más afectados; aproximadamente 93.000 mil niños, nos duelen profundamente en el alma y queremos buscar soluciones inmediatas que nos permitan atender sus necesidades más básicas.

Pero no hay que ir tan lejos para darse cuenta que los niños han sufrido cosas inimaginables, por acciones que han sido tomadas no desde el corazón, sino con malos manejos de los recursos del estado. Hace falta ver “la Guajira donde los niños Wayuu han muerto de hambre y por falta de garantías en la salud”, (Espectador 2015), no pudieron vivir, porque desde muy pequeños su camino se vio truncado, por la incapacidad de los que podían hacer algo por ellos y no lo hicieron.

Las causas sociales son las que más motivan a las personas a colaborar para crear un mejor entorno desafortunadamente es en situaciones de extrema tristeza es que el hombre, ve su lado más noble y comienza a apoyar este tipo de causas, es un tanto deprimente que solo hasta el momento que pasa algo que nos duele profundamente en el corazón, comenzamos a avanzar como sociedad, para poner un alto a esta situación.

Los niños no vienen con ninguna maldad, el egoísmo, la ambición, el odio, son cosas de adultos; para ellos sus sueño son parecerse al súper héroe que admiran, ser un médico, científico, astronauta, veterinario, entre otros. Es la sociedad, usos y costumbres que con la indiferencia causa un gran vacío en la vida de los niños.

Hay  niños desatendidos en razón a la pobreza extrema, en medio de un conflicto armando del que nunca pidieron ser parte, hay situaciones de violencia intrafamiliar, bulín escolar tan cercana que pasan desapercibidas ante nuestros ojos y los ojos de  sus familias,  muchas veces  causándoles la muerte como el caso  de: “El adolescente Héctor Alejandro Martínez Ramírez  de 12 años en México después de tremendos golpes que sus compañeros de escuela le provocaron en la cabeza la causaron un traumatismo craneoencefálico que, primero lo dejó en muerte cerebral y días después terminó definitivamente con su vida” (Univisión 2014). Nuestra razón  es esperar a  que alguien más lo haga.

Por esta razón si usted está buscando la forma de ayudar a los niños a superar situaciones que hayan podido causar una tristeza en su corazón, lo mejor es que comience por averiguar por la  Santa Alianza de Bogotá que nace como una necesidad de miles de niños (as), adolescentes y jóvenes  huérfanos en edad de difícil adopción o grupos de hermanos.

ASAB busca  la forma de garantizarles a ellos una mejor calidad de vida, donde el rechazo no existe y donde las oportunidades comiencen a verse reflejadas en mejor educación, salud, posibilidades de desarrollo, crecimiento espiritual, y otras. Que de la mano de Dios vamos forjando un nuevo camino.

Por ello queremos decirle que si usted piensa adoptar un niño en su familia, tenga en cuenta que ellos merecen una oportunidad. Es necesario quitar el estigma de que al ser grandes no pueden ser “controlados” o “formados” de acuerdo a su estilo de vida, pues esta es muchas veces la razón que dan algunos futuros padres cuando se les pregunta si adoptarían a un niño de más edad  a la de un mesuno o incluso si podrían darle una oportunidad a un adolescente. Es en este momento donde la incertidumbre y el pánico se apoderan de sus rostros y comienzan las preguntas prejuiciosas: ¿Podrá adaptarse a nuestro hogar? ¿Tendrá malas conductas? ¿Será un chico problemático? Tantas cosas tan poco ciertas, pero que desafortunadamente estigmatizan a estos jóvenes, niños (as) y adolescentes les impide llegar a una familia que los ame y los proteja.

Ayudar a los niños no es una tarea sencilla pero se puede lograr con el apoyo de la comunidad, como sabemos que es muy difícil cambiar el imaginario de las personas y que muy seguramente muchos de ellos no lleguen a un hogar adoptante, creamos todo un programa que garantizara un mejor futuro para todos ellos, donde tuvieran lo necesario para terminar de crecer como seres íntegros, con valores y con  un Dios presente en cada momento de su vida.

Nuestro gran proyecto tiene varios desafíos pero gracias al apoyo de cientos de ángeles que hemos encontrado a lo largo de estos años, no hemos perdido el camino para  encontrar la fe en nosotros mismos y nuestra labor en el mundo. Dentro de los que se consolidan como uno de los más importantes “Apuéstale a la felicidad” un proyecto ambicioso que busca darles un hogar más que digno a nuestros niños, con una ciudadela que tenga incluido todo lo necesario para su educación, salud, desarrollo moral e integral.

Para esta construcción esperamos tu contribución, para con nuestros niños que esperan un mejor futuro. Ayudar a los niños es posible donando en nuestra página web, puedes comprar con tan solo 3.000 pesos un Cm2 para la construcción de un hogar. ¡Dona ahora!

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search